miércoles, 20 de septiembre de 2017

Mermelada de pomelo con moscatel y jengibre



Cuando Toñi nos propuso para este reto hacer mermeladas o compotas, me llevé una gran alegría porque es la primera vez me parece fácil, pero al mismo tiempo me dije: no puedo hacer una mermelada cualquiera, tengo que sorprender a Toñi y espero haberlo conseguido. Cuando la estaba haciendo no estaba muy segura de si estaría comestible y esperé a que se enfriara para probarla, me fuí a dormir tranquila, porque estaba deliciosa, tiene un puntito amargo que la hace diferente.
El pomelo rosa es un cítrico con suficientes propiedades saludables para el cuerpo como para incluirlo en nuestra dieta. La forma más frecuente de consumirlos es en zumos. Puede utilizarse de otras muchas maneras. El sabor ácido de los gajos de pomelo imprime carácter a ensaladas. Con endibias, aguacates o berros también se utiliza en la elaboración de sorbetes, granizados y mermeladas.
Con esta receta participo en el reto Desafío en la Cocina del mes de septiembre de 2017.

Ingredientes:

Un kgr de pomelos sin piel
750 gr de azúcar
100 mililitros de vino moscatel
una cucharadita de jengibre rallado
botes de cristal para envasar

Preparación:

Cortamos los pomelos en rodajas muy finas, con la ayuda de un cuchillo bien afilado.
Hervimos las rodajas de pomelo con el vino moscatel durante 30 minutos.


Tapamos la olla y dejamos reposando durante toda la noche.


Al día siguiente, ponemos la mezcla a hervir, añadimos el azúcar y la cucharadita de jengibre y cocemos durante 30 minutos removiendo de vez en cuando.



Si no te gusta encontrar tropezones en la mermelada, trituramos durante unos minutos.con la batidora o la pasamos por un pasapurés.
Echamos la mermelada en botes esterilizados y los dejamos enfriar tapados boca abajo durante 24 horas. Si queremos que la mermelada nos dure mucho más tiempo (meses), ponemos los botes rellenos de mermelada en una olla con agua y que hiervan durante 20 minutos y los dejamos enfriar dentro de la olla con el agua.






Para ver el resto de recetas participantes pincha en este enlace:







3 comentarios:

  1. Uuuummm, debe ser deliciosa, con ese puntito ácido de los pomelos!! y el color , inmejorable. Bs.

    ResponderEliminar
  2. Catina, ya llevo tres mermeladas seguidas y con lo que me gustan, me ha entrado mono. Voy a tener que abrir la nevera. La tuya, diferente y con el toque de vino dulce y jengibre, de mi gusto totalmente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Qué ganas de ponerme a hacer ermeladas, son deliciosas. Combinar buenos vinos dulces en mermeladas es todo un acierto y las convierten en manjares. La tuya es de sobresaliente. Un beso

    ResponderEliminar