martes, 5 de diciembre de 2017

Mollejas crujientes



Las mollejas son de las partes de los animales consideradas como casquería, y las que utilizamos para esta receta es de las que se encuentran en la tráquea de los corderos, cerdos y vacuno. Se preparan asadas, fritas, en guisos, o con algunos arroces. Tienen un sabor más intenso que las de las aves  y son muy apreciadas en ciertos platos de la gastronomía, con sabores sabrosos e interesantes. Es una carne mucho más económica que otros cortes de la pieza.
Con esta receta participo en el reto Cooking The Chef para el mes de diciembre. Esta es una receta original de Quique Dacosta, adaptada a mi gusto. 
Quique Dacosta nace en 1972 en Jarandilla de la Vera. De origen extremeño y valenciano de adopción, desarrolla desde 1986 su carrera profesional como cocinero. Con 18 años empieza a visitar los mejores restaurantes gastronómicos del momento en España. En 1988 entra a trabajar en el que hoy es su restaurante, El Poblet, que en sus inicios ofrecía cocina castellana y pasa después a una oferta gastronómica marinera local. Se empieza a construir y contextualizar una cocina alicantina, valenciana y española innovadora. Se mezclaron estilos, para crear una nueva cocina valenciana a finales de los 80 y primeros de los 90, ya bajo la dirección de Quique Dacosta. Una cocina actualizada con nuevas técnicas: quería aligerar la cocina como concepto central y rectificar los puntos de cocción de los productos y elaboraciones.



Ingredientes para dos personas:
2oo gr de mollejas limpias de cordero

Ingredientes para el puré de ajo:

2 dientes de ajo grandes

Ingredientes para el puré de patatas:

25 mililitros de nata para cocinar
15 gr de mantequilla
2 patatas medianas
sal, pimienta

Ingredientes para el adorno de patata hilada:

Una patata
un vaso de aceite de oliva

Preparación:

Limpiamos las mollejas, las cortamos en trozos y las salpimentamos. Ponemos mantequilla en una sartén y doramos las mollejas hasta que estén crujientes.











Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de 1/2 centímetro de grosor, las colocamos en un plato junto con los dos dientes de ajo y los asamos en el microondas durante 6 minutos a máxima potencia.


Una vez que estén asados, extraemos la pulpa del ajo, la pasamos por un colador fino y ya tenemos el puré de ajo asado.


Trituramos en la Thermomix, las patatas asadas junto con la mantequilla, la nata y el puré de ajo, hasta obtener una textura homogénea y reservamos. 
Pelamos y lavamos la patata prevista para adornar y con un pelador, sacamos láminas lo más finas posible, estas láminas las cortamos con las tijeras formando tiras lo más finas posibles, (este paso te lo puedes ahorrar si dispones de máquina de hilar patatas). Las freímos en abundante aceite caliente hasta que queden crujientes.


Acabado y presentación:
Ponemos en la base de una pizarra la crema de patata y ajo asado


Encima las mollejas y el crujiente de patata hilada, espolvoreamos con un poco de pimienta.



Podéis ver el resto de recetas participantes en este reto pinchando en este enlace





10 comentarios:

  1. Recetón super fácil, en casa nos encantan las mollejas, me lo apunto!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Hola Catina!!
    Nunca he comido mollejas y me da un poco de cosilla.
    Pero viendo las fotos y ese color tan doradito que me recuerda a la carne de las salchichas... pues oye.. me apetece probarlo. La presentación también invita mucho. Se ve fabulosa!!

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  3. Catina, te ha quedado un señor plato!!! Me encantan las mollejas de cordero y esta receta me parece deliciosa. Ese color doradito de las mojellas están diciendo cómeme y la base de torta de patata y crema de ajo me parece una combinación de 10 para el plato.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  4. Yo no he sido capaz nunca de probar nunca las mollejas ¿por qué? pues no lo sé. Manías. no tengo muchas manías pero la casquería es una de ellas. De todas formas, tu plato tiene una pinta espectacular. si me animo, lo probaré. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Catina, voy corriendo a ver si ha quedado algo que lo dudo para tomarme aunque sea una tapita. No sabes lo que me encantan las mollejas y que es verdaderamente difícil encontrarlas por Cádiz, en Madrid sí que las he comido mil veces y me vuelven loca, mucho más loca...ja ja
    Un platazo.
    Feliz puente

    ResponderEliminar
  6. Has sido muy valiente con tu elección y tienen una pinta deliciosa. Nos vemos en enero y te deseo una Feliz Navidad. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Me parece una receta magnífica y tiene que estar deliciosa, pero la casquería y yo somos incompatibles. De todos modos, me la he apuntado para hacérselas a mis chicos a ver qué le parecen. A ellos les encanta la casquería

    ResponderEliminar
  8. No soy muy fan de la casquería, pero he de reconocer que tienen buena pinta.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Que estupendas te han quedado las mollejas, me gustan mucho y la verdad que están un poco subidas de precio, pero de vez en cuando hay que darse ciertos caprichos.

    Felicidades guapa, una receta de 10
    Bss

    ResponderEliminar
  10. oohhh, que rico!! nunca he comido mollejas (creo) pero me encanta la pinta que tienen, tendré que animarme con ellas!!
    enhorabuena, un besito!!

    ResponderEliminar