martes, 17 de abril de 2018

Coliflor al horno



Los mejores ejemplares de esta hortaliza llegan al mercado a partir de septiembre. Si se limpia bien permite su consumo en crudo como ingrediente  de una ensalada. Como más nos la vamos a encontrar es al vapor o hervida, asada, frita, rebozada, estofada o gratinada.Puede ser la protagonista del plato o servir de acompañamiento a pescados, arroces y legumbres. En una crema es una delicia para el paladar.

Ingredientes para 4 personas:

una coliflor
50 gr de jamón picado
1 vasito de aceite
4 cucharadas de aceite para el sofrito
una cebolla
100 gr de harina
25 gr de queso rallado
4 cucharadas de tomate frito
3 huevos
sal y pimienta negra molida
un vaso de caldo o agua de cocer la coliflor

Preparación:

Troceamos la coliflor y la cocemos con un poco de sal al dente.


Una vez cocida, la escurrimos bien y  pasamos los trozos primero por harina y después por huevo batido, las freímos en abundante aceite caliente y reservamos en una fuente de horno.


Aparte preparamos la salsa rehogando en las 4 cucharadas de aceite la cebolla bien picadita y el jamón.


Una vez rehogado, añadimos una cucharada de harina la freímos para que pierda el sabor a harina cruda y le añadimos el tomate frito y el caldo, salpimentamos y dejamos hervir 5 minutos a fuego lento.




Echamos por encima de la coliflor la salsa, cubrimos con el queso rallado y metemos al horno para gratinar.




viernes, 13 de abril de 2018

Fricos de patatas y queso



El frico es un aperitivo sencillo y muy sabroso, que también puede servir como un excelente plato principal. Es de estilo rural y de origen italiano. Se puede preparar crujiente o suave y con un queso de sabor fuerte.

Ingredientes:


200 gr de queso curado viejo
300 gr de patatas
20 gr de mantequilla
2 cucharaditas de sal

Preparación:


Lavamos las patatas y las cocemos con la piel hasta el punto que mantengan su consistencia.


Dejamos enfriar, las pelamos y las rallamos con un rallador de agujeros grandes.


Cortamos en daditos el queso.
Derretimos la mantequilla en una sartén, doramos las patatas y sazonamos. Añadimos el queso y mezclamos todo. Doramos la mezcla de patatas y queso hasta que quede crujiente.



Después de unos 5 minutos, le damos la vuelta para que se dore por el otro lado.



martes, 10 de abril de 2018

Morcillo añojo de León



Con esta receta participo en el reto de la Cocina TS. Para esta ocasión se nos ha propuesto cocinar un plato de las comunidades de Castilla-León y Aragón. Yo me he decidido por un plato de carne de la comunidad castellano-leonesa, #tantomontamontatantoTS  Como nos dice la Wikipedia, existen en la provincia dos cocinas bien diferenciadas. La cocina del Bierzo se ve muy influenciada por las cocina asturiana y gallega (un ejemplo es la cachelada leonesa o patatas cocidas con chorizo, o el mismo lacón con grelos que puede verse por estas tierras leonesas). La otra región es la comprendida por Astorga, esta cocina maragata, se caracteriza por platos recios y cargados, uno de sus exponentes es el cocido maragato. Ambas vertientes integran la cocina leonesa

Ingredientes:


1 kgr de morcillo
1 cebolla
2 zanahorias
1 puerro
1 pimiento rojo
sal, pimienta, aceite de oliva
1 hoja de laurel
una rama de romero
una rama de tomillo
1 vaso de vino tinto

Preparación:


Salpimentamos el morcillo. Ponemos una olla al fuego con un buen chorro de aceite de oliva y doramos el morcillo, lo sacamos y reservamos.


Mientras se dora la carne, pelamos y picamos las verduras, cebolla, puerro, zanahoria y pimiento rojo.


Cuando sacamos la carne, en la misma olla echamos las verduras picadas y las freímos a fuego lento, hasta que las veamos bien pochadas.


Incorporamos el morcillo a la olla, y añadimos un vaso de vino de tinto que tenga calidad, 1/2 vaso de agua, la hoja de laurel y las otras hierbas (ajo y perejil picado) y dejamos cocer todo a fuego lento durante dos horas. Si no tenemos tiempo de dejar cocer durante dos horas podemos optar por utilizar olla rápida (yo lo he cocinado así), dejando cocer durante 40 minutos.


Cuando podamos abrir la olla (si hemos utilizado olla rápida), probamos el guiso y es el momento de corregir de sal.


Pasamos la salsa por la batidora y dejamos reposar.
a mi este guiso me gusta más de un día para otro.
Para emplatar, cortamos el morcillo en lonchas gruesas, napamos con la salsa y lo acompañamos de patatas fritas o unas verduras al vapor.




Este plato acompañado de un buen tinto con cuerpo (reserva/crianza) es una delicia.


jueves, 5 de abril de 2018

Lechazo churro con amarantos y piel de tres pimientos


Con esta receta participo en el reto de Cooking The Chef del mes de abril de 2018. Para esta ocasión se ha elegido al Chef Pedro Subijana
Pedro Subijana Reza es un cocinero español de reconocido prestigio que dirige, actualmente, el restaurante Akelarre en San Sebastián, premiado con las más altas distinciones en prestigiosas guías gastronómicas. Como profesor, ha impartido cursos gastronómicos en diversas instituciones americanas y europeas, así como en empresas y escuelas de formación españolas. 



Ingredientes para 4 personas:


1 costillar de cordero churro
1/2 cabeza de ajos
el zumo de 1/2 limón
50 gr de manteca de cerdo
50 gr de amaranto (cereal de grano muy fino)
150 gr de aceite de oliva
1/2 manojo de cebollino
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
1 pimiento amarillo
sal

Preparación:


Untamos el costillar con la manteca de cerdo y lo sazonamos muy ligeramente. Lo colocamos en una fuente de horno con un vasito de agua en el fondo, unos dientes de ajo aplastados y el jugo de 1/2 limón. 


Horneamos a 170 grados durante una hora. Pasado este tiempo subimos la temperatura del horno a 250 grados y horneamos durante otros 40 minutos más, si hace falta podemos poner un poquito más de agua al fondo de la fuente y añadimos también un chorrito de vino blanco.
Unos minutos antes de retirarlo del fuego terminamos de sazonarlo, espolvoreando con sal por encima.
Mientras se hornea el lechazo, limpiamos bien los pimientos y los horneamos aprovechando el horno donde tenemos el cordero.


Freímos el amaranto en aceite de oliva muy caliente, y cuando veamos que engorda, lo sacamos y dejamos escurrir sobre papel de cocina para que suelte el aceite y después lo mezclamos con el cebollino cortado muy finamente.


Para emplatar colocamos en medio del plato el cordero rociado con su jugo y al lado el amaranto y los pimientos. 




Podemos acompañar una salsera con el resto de jugo que nos quede en la fuente.
Este plato marida estupendamente con un buen vino tinto que tenga cuerpo (crianza/reserva).

Podéis ver las demás recetas participantes de este reto pinchando en este enlace

domingo, 1 de abril de 2018

Quiche de pollo y champiñones


Las quiche son platos que podemos preparar en muy poco tiempo y de forma fácil y económica. Siempre es la misma técnica, que consiste en forrar un molde con masa quebrada y meterlo al horno unos minutos para que se forme un caparazón que posteriormente rellenaremos con los ingredientes, que al final conformarán nuestro pastel salado, de estos y las cantidades que los compongan dependerá la textura y aspecto de nuestra quiche.

Ingredientes para 4  personas:


Una lámina de masa quebrada
1 pechuga de pollo
150 gr de champiñones
200 gr de queso cheddar
3 huevos
200 mililitros de leche
200 mililitros de nata líquida
2 cucharadas de mantequilla
1/2 cucharadita de pimienta
1 cebolla
1/2 cucharadita de sal
500 gr de legumbres secas (como peso)

Preparación:


Precalentamos el horno a 180 grados.
Preparamos un molde untandolo con la mitad de la mantequilla (yo utilizo spray). Ahora ponemos la masa quebrada de manera que el molde quede forrado en su interior; pinchamos la base utilizando un tenedor y cubrimos esta base con un círculo de papel vegetal. Rellenamos con las legumbres secas y lo metemos al horno durante unos 15 minutos.


Echamos el resto de la mantequilla en una sartén y cuando esté derretida, sofreímos la cebolla cortada finamente, añadimos el pollo cortado en tacos pequeños y lo doramos. Incorporamos a la sartén los champiñones y los dejamos cocer a fuego lento hasta que estén tiernos, retiramos del fuego y reservamos.



En un bol batimos los huevos con la leche y la nata líquida, cuando este todo bien batido le añadimos el queso cheddar cortado en dados, el pollo y los champiñones reservados, salpimentamos y mezclamos todo bien.


Retiramos las legumbres y el papel vegetal del molde y vertemos el relleno que hemos preparado.


Lo metemos al horno y lo mantenemos durante 45 minutos, o hasta que comprobemos que está cocinado pinchando con una brocheta y que esta salga limpia.



viernes, 30 de marzo de 2018

Hamburguesas de pollo y espinacas



Con esta receta participo en el reto Tus Recetas del mes de marzo de 2018. Para este reto yo he elegido las hamburguesas de blanco administradora del blog Las Recetas de blinky. Me he permitido tunear la receta un poco sin desviarme apenas de la original.

Ingredientes:

100 gr de espinacas
400 gr de muslos de pollo deshuesados y picados
una rebanada de pan gruesa
un huevo
pimienta, sal
una cucharada de perejil picado
100 gr de queso de rulo de cabra
2 cebolletas picadas
aceite de oliva

Preparación:

En una sartén con una cucharada de aceite, freímos la cebolleta a fuego lento y reservamos.


Ponemos las espinacas en un cazo con agua hirviendo y las mantenemos un par de minutos, las escurrimos para quitarle el exceso de agua, las picamos y las reservamos.


Picamos el pan en un robot de cocina hasta obtener un pan rallado grueso.
En un bol, ponemos la carne picada, las cebolletas y el resto de ingredientes con el queso desmenuzado, amasamos bien con las manos y dejamos reposar esta mezcla durante un buen rato en el frigorífico.













Vamos cogiendo porciones de la mezcla y le damos forma de hamburguesa. 


En una sartén anti adherente, ponemos una cucharada de aceite y freímos las hamburguesas 3 minutos por cada lado a fuego medio y luego un par de minutos más hasta que se doren, quedando listas para servir.



En este enlace podéis ver el resto de recetas participantes.