viernes, 27 de octubre de 2017

Pollo villeroy

La carne de pollo es más ligera y más fácil de digerir que las carnes rojas. Además, posee un alto contenido de proteínas de alta calidad, mientras que su contenido calórico es bajo y es una carne con grasas saludables (insaturadas), como el ácido linoleico, que ayuda a proteger el corazón y tiene una amplia variedad de vitaminas y minerales. También se recomienda para personas con hipertensión arterial por su bajo contenido en sodio y es una fuente ideal de energía para deportistas. Tenemos que escoger la carne de pollo con la piel húmeda y sin manchas de ningún color, tiene que estar intacta y uniforme, de un color blanco o amarillento y no debe presentar restos de plumas ni estar pegajosa. Hay que conservarlo en el frigorífico o en el congelador, pero no se puede dejar a temperatura ambiente. Una vez descongelado, tiene que consumirse en ese mismo día.
Con esta receta participo en el Reto Tus Recetas del mes de octubre, yo para esta ocasión he elegido la receta propuesta por Mary Mery del blog Fogones y melones.



Ingredientes para 4 personas:

2 pechugas de pollo deshuesadas
1 huevo
harina
pan rallado
aceite
sal

Ingredientes para la bechamel:

60 gr de mantequilla
60 gr de harina
1 vaso de caldo
1 vaso de leche
una pizca de nuez moscada
una pizca de pimienta negra
sal

Preparación:

Para hacer la bechamel fundimos en una sartén la mantequilla, añadimos la harina, removemos, incorporamos el caldo y la leche y dejamos espesar, salpimentamos y espolvoreamos con nuez moscada. Retiramos del fuego, agregamos la yema y mezclamos.


Cortamos las pechugas en filetes finos y las sazonamos. En una sartén con aceite freímos ligeramente las pechugas, las pasamos por la bechamel y las dejamos enfriar.


Rebozamos las pechugas en harina, las pasamos por la clara de huevo bien batida y por pan rallado.


En una sartén con abundante aceite freímos las pechugas hasta que estén doraditas


 y las servimos acompañadas de lechuga y/o patatas fritas.



8 comentarios:

  1. Mmmmm, que bien explicado y que ricas, las tengo que hacer.
    Felicidades por el reto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que ricas, algo tan sencillo y que apetitoso esta.
    Besote!!!

    ResponderEliminar
  3. Jugosas, ricas, blanditas y con un sabor muy muy especial

    ResponderEliminar
  4. Hola Catina.
    Yo tambien las preparo...
    pues a mi hijo les encantan desde hace ya mucho tiempo.
    Yo lo que no le pongo es la yama en la bechamel...
    cosa que probaré la siguiente vez.
    Te quedaron con una pinta deliciosa.
    Besossssss.

    ResponderEliminar
  5. Las preferidas de mi hijo y mi marido, no te dejarían ni las migas!! Bs.

    ResponderEliminar
  6. un elcción perfecta!!! Qué ricas te han quedado!!! Un beso

    ResponderEliminar
  7. Riquisimas las pechugas de pollo hechas de esta manera . Un beso

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Que buenas Catina, a mi me encantan, hace tiempo que no las hago, tusabes, que fritos no como. Besos y te quedaron deliciosas.

    ResponderEliminar