jueves, 28 de abril de 2016

Puchero de alubias de cordero


Ingredientes:

Un kg de cuello de cordero limpio de grasa y en trozos
4 cucharadas de aceite
250 gr de cebolla picada
250 gr de zanahorias en rodajas
2 puerros pequeños en rodajas
2 tallos de apio en rodajas
400 gr de tomates, pelados y picados
una cucharadita de hiervas aromáticas
sal, pimienta negra molida
250 gr de alubias blancas puestas a remojo durante toda la noche
1/2 l de agua

martes, 26 de abril de 2016

Pastel de puerros y bacón



Con esta receta participo en el Reto de primavera de Recetario Mañoso, en esta ocasión me he decantado por el puerro.
Del puerro os puedo contar, que es una buena alternativa culinaria al ajo y la cebolla, ya que posee propiedades parecidas, aunque su sabor es más suave. Se pueden consumir crudos en ensalada, aunque lo mas usual es tomarlos hervidos o rehogados.

Ingredientes:

Un paquete de masa quebrada
40 gr de mantequilla
500 gr de puerros limpios y cortados en rodajas
250 gr de bacón cortado en tiras pequeñas
una cucharada y media de harina
una cucharadita de pimentón dulce
una cucharadita de zumo de limón
un vaso de leche
3 huevos batidos
sal y pimienta

Preparación:

Calentar el horno a 200 grados.
Forrar un molde con la pasta quebrada, pinchar el fondo con un tenedor. Cubrirlo con un círculo de papel para horno, rellenarlo con garbanzos crudos y cocerlo en el horno durante 10 minutos. retirar los garbanzos y el papel, volver a introducirlo en el horno hasta que esté ligeramente dorado.
Mientras tanto preparamos el relleno: Fundir la mantequilla en una sartén o cazuela, añadir los puerros, salpimentar, tapar y rehogar durante 10-15 minutos hasta que estén blandos.
En otra sartén freímos el bacón en su propia grasa hasta que esté dorado y reservamos. Cuando los puerros estén blandos, echar la harina y el pimentón, rehogarlo durante 1 o 2 minutos, sin dejar de mover. Añadir el zumo de limón y la leche, dejándolo que hierva y moviéndolo continuamente. Separar la sartén del fuego y añadir los huevos batidos, mezclamos bien.
Como la pasta ya estará horneada, bajamos la temperatura del horno a 180 grados, extendemos los trozos de bacón sobre la base, echando encima la mezcla de los puerros. Volver al horno y cocer durante 20 o 25 minutos más.


Servir templado.





domingo, 24 de abril de 2016

Bacalao a la barcelonina


Con esta receta participo en el reto del Asalta blog del mes de Abril de 2016. En esta ocasión ha tocado asaltar a El restaurante imaginario, de Ivan Plademunt Bartra.
Ya está aquí otra vez el último domingo del mes en el que un regimiento de bandoler@s nos ponemos en marcha para ver quien consigue mangar antes sin ser descubierto. Este mes nos ha tocado El restaurante imaginario, en el que todas sus recetas son muy reales. Aquí os dejo mi asalto.

Ingredientes:

4 lomos de bacalao desalados
500 gr de tomates maduros cortado en brunoise
2 cebolletas tiernas cortadas en brunoise
un ajo picado
un pimiento rojo pequeño cortado en brunoise
un pimiento verde pequeño cortado en brunoise
aceite de oliva
unas hebras de azafrán
25 gr de piñones
25 gr de pasas
sal, pimienta

Preparación:

Precalentar el horno a 180 grados centígrados.
Colocar los lomos de bacalao en una fuente apta para horno, salpimentar, poner un chorrito de aceite por encima de cada lomo de bacalao. Horneamos durante 10 minutos y reservamos en el horno.


Mientras se hornea el bacalao, ponemos aceite en una sartén a calentar, en el que sofreiremos la cebolla, el pimiento rojo y el pimiento verde cortados en brunoise (cortar en brunoise que es una palabra de origen francés y significa cortar las verduras en trocitos del mismo tamaño), cuando se ven doraditos, le añadimos el tomate cortado de la misma manera, salpimentamos y ponemos las hebras de azafrán y los frutos secos, y seguimos cocinando a fuego lento durante unos 30 minutos. Incorporamos el jugo que ha quedado en la fuente del horno donde hemos cocinado el bacalao, mezclamos bien moviendo la sartén y hacemos que ligue la salsa. Dentro de esta sartén ponemos los lomos de bacalao y dejamos cinco minutos más para que el bacalao tome los sabores de la verdura.









viernes, 22 de abril de 2016

Acelgas en blanqueta


En esta ocasión para el reto de Color y Sabor de temporada, he elegido las acelgas, una verdura que nunca ha sido demasiado apreciada en la cocina, aunque es aconsejable su consumo por los numerosos beneficios que tiene para la salud. es una de las verduras mas ricas en fosfatos, magnesio y con ligero efecto laxante que unido a la riqueza en fibra y en agua de esta verdura, convierten a la acelga en un alimento desintoxicante y adecuado para facilitar el transito intestinal. La acelga es una verdura que se prepara fácilmente y ofrece muchas posibilidades culinarias. Principalmente se consume cocida, al vapor o hervida, sola o con patatas, aunque también se puede rebozar o freír.

Ingredientes:

Un kgr de acelgas
1/2 litro de leche
medio vasito de aceite
2 cucharadas de mantequilla
2 cucharadas de harina
una cucharadita de nuez moscada
un diente de ajo
sal
queso rallado

Preparación:

Limpiar bien las acelgas bajo el chorro de agua del grifo, escurrirlas y trocearlas. Cocerlas en una olla con agua, sal y un chorrito de aceite.


Mientras calentar en un cazo la leche con la mantequilla. Espolvorear en el cazo la harina, remover constantemente con una cuchara de madera para que no se formen grumos y quede una salsa suave. sazonar con sal y nuez moscada.


Escurrir muy bien las acelgas con las manos para quitarles toda el agua. En una sartén con un chorrito de aceite, freímos el ajo pelado y picado en trozos pequeños, añadir las acelgas y saltearlas durante unos minutos. 


Colocarlas en una fuente apta para horno, cubrirlas con la salsa y con el queso rallado. 












Gratinarlas en el horno hasta que el queso esté dorado y servir.





Reto Color y Sabor de Temporada

miércoles, 20 de abril de 2016

Tarta Ópera


Hoy 20 de Abril, hace dos años que nació este blog. Dos años que han pasado muy rápidos, en los que he conocido gente maravillosa a los que considero amigos, aunque no nos conozcamos en persona. Muchas gracias a todos los seguidores y a todos los que dejáis esos comentarios tan cariñosos en cada una de mis recetas y que me dan energia para seguir buscando recetas nuevas para compartir con todos vosotros. Este blog no estaría aquí si no fuera por la ayuda de mi "secretario", que me ayuda con las fotos, a compartir y a recordarme los retos para que yo tenga tiempo de hacer otras cosas que me gustan. Muchas gracias no se que haría sin tí.
Así que para celebrarlo me viene de maravilla esta tarta que tengo que publicar hoy, día 20, para celebrarlo con todos.
Chicas de "Desafio en la Cocina", espero que no os importe que aproveche esta entrada para celebrar mi 2º cumple blog.


Con esta receta participo en el reto de Desafío en la Cocina del mes de Abril de 2016.
La Tarta Ópera.fue creada en los años 50 por Gastón Lenôtre, considerado el padre de la pastelería moderna.
La Tarta Ópera es un delicioso pastel de chocolate, clásico de la repostería francesa y muy al estilo de su repostería, ya que a partir de una torta se realiza el armado de la misma con finísimas capas bañadas con Almíbar y luego rellenas.

La bautizo con el nombre Tarta Ópera en homenaje a la Ópera Garnier París, teatro famoso por los espectáculos grandiosos que ofrecían allí.

Está formada por varias capas bañadas con almíbar y rellena de crema de café y ganache de chocolate.

Los ingredientes son verdaderos clásicos de la repostería francesa.

Biscuit de chocolate, crema de manteca, ganache y glasache.

Una vez terminada, los colores que desprende recuerdan el lujo de este teatro, los mármoles y ébanos con que estaban formados sus salones.
Para este reto me he inspirado en el blog Bavette de Ettore, al que recomiendo que visitéis, y aunque el resultado solo tiene cierto parecido con el original me siento satisfecha de lo conseguido.


Ingredientes para la masa de bizcocho Gioconda:

30 gr de harina floja
20 gr de mantequilla
100 gr de almendra molida
100 gr de azúcar glas
3 huevos completos
3 claras de huevo
15 gr de azúcar

Ingredientes para la crema de mantequilla y café:

250 gr de mantequilla muy blanda
5 cl de café nespreso fuerte
140 gr de azúcar
1 huevo completo
3 yemas de huevo

Ingredientes para el ganache de chocolate:

200 gr de chocolate negro (mínimo al 75%)
125 ml de nata

Ingredientes para el almíbar:

200 ml de café fuerte (expreso)
100 gr de azúcar
un chupito de licor (opcional)

Ingredientes para el glaseado de chocolate brillante:

80 ml de nata
120 gr de azúcar
130 gr de agua
40 gr de cacao en polvo
4 hojas de gelatina

Preparación:

Procedemos a elaborar la plancha de bizcocho Gioconda: Sobre un cuenco tamizamos la harina. Fundimos la mantequilla en un cazo y la dejamos enfriar.
En otro cuenco mezclamos las almendras molidas con el azúcar glas, añadimos dos huevos completos uno a uno. Batimos con las varillas eléctricas para emulsionar la masa e incorporarle aire para hacerla más ligera. Cuando doble su volumen le añadimos el último huevo y batimos 5 minutos más.
Incorporamos un poco de la mantequilla fundida y enfriada, mezclamos bien y añadimos el resto.
Montamos las claras de huevo a punto de nieve incorporándole poco a poco el azúcar hasta conseguir un merengue. agregamos un poco de este merengue a la masa para aligerarla, a continuación incorporamos el resto del merengue, vamos mezclando suavemente (sin revolver) con una espátula mientras espolvoreamos poco a poco la harina.
Extendemos la masa de bizcocho de manera uniforme, sobre una bandeja cubierta con papel sulfurizado. El espesor no debe ser demasiado grueso, ya que debe quedar una plancha fina de bizcocho. Cocemos en el horno previamente calentado 10-12 minutos a 200º centígrados. Dependiendo del horno, pinchar con una brocheta para comprobar la cocción. Cuando salga limpia dejamos enfriar y desmoldamos.



En un bol, trabajamos la mantequilla con las varillas eléctricas hasta que quede muy cremosa.
Recién hecho el café, le añadimos el azúcar, y hervimos a fuego medio durante unos minutos. 
En un cuenco ponemos el huevocompletos y las yemas, batimos con la batidora hasta que espume. Vamos añadiendo el almibar en forma de hilo sin dejar de batir a baja velocidad, cuando esté bien mezclado lo dejamos enfriar. A continuación añadimos la mantequilla hasta que nos quede una crema lisa y homogénea, que conservaremos en el frigorífico.












Elaboramos el ganache de chocolate: Ponemos la nata en un bol y con las varillas electrices montamos un poco la nata y reservamos en el frigorífico. Derretimos el chocolate al baño maría y sin dejar de remover lo añadimos a la nata que tenemos reservada hasta conseguir una crema. La dejamos enfriar fuera del frigorífico.



Hacemos el almíbar para calar y aromatizar el bizcocho: En un cazo ponemos a hervir el café con el azúcar durante unos 10 minutos aproximadamente. Es importante que el café sea fuerte y de buena calidad para que aromatice el bizcocho y le de color.



A continuación hacemos el glaseado de chocolate brillante: Ponemos la gelatina en agua fría para que se hidrate. En un cazo hervimos la nata, el agua y el azúcar. Añadimos el cacao en polvo, removemos y dejamos cocer a fuego medio. Retiramos del fuego, dejamos enfriar unos minutos y añadimos la gelatina bien escurrida. Mezclar muy bien hasta que se incorpore bien la gelatina, quedando lista para utilizar.



Montaje de la tarta:

Disponemos la placa de bizcocho en la mesa de trabajo, yo he sacado 4 placas iguales de 16 centímetros de lado, de las que he utilizado 3 para la tarta.



Colocamos la primera placa de bizcocho y la calamos bien con el almíbar. Encima añadimos una capa fina de ganache de chocolate. Dejamos enfriar en el frigorífico hasta que el ganache se endurezca un poco. Ponemos después la segunda placa de bizcocho también bañado con almíbar, y encima una buena capa de crema de mantequilla al aroma de café. Dejamos enfriar un rato en el frigorífico.
Terminamos bañando la última placa y colocándola encima. Para finalizar vertemos por encima de la tarta el glaseado de chocolate brillante. Dejamos enfriar y metemos en el congelador.
Una vez terminada nuestra tarta, lo que más nos interesa es que se vean las capas de bizcocho, crema de mantequilla y ganache, que han quedado cubiertas por el glaseado. Por lo tanto procedemos a cortar todos los bordes de la tarta. Es mejor cortar los bordes con la tarta congelada para que el corte sea más limpio y el glaseado no se nos pegue y nos estropee el corte acabado.
Dejar descongelar en el frigorífico antes de servir.




Si queréis ver el resto de participantes en este reto pinchad en este enlace.





lunes, 18 de abril de 2016

Mermelada de fresas



Con esta receta participo en el Reto de La Marquesa de Parabere del mes de Abril de 2016.
Los meses que van desde Marzo a Junio, son los mejores para degustar las fresas, que aparte de su delicioso sabor, tienen numerosas virtudes para el organismo. Además de consumirse sin ningún tipo de acompañamiento, son ideales para hacer compotas y mermeladas.


Ingredientes:

Un kgr de fresas
600 gr de azúcar
una cucharada de zumo de limón

Preparación:

Lavar las fresas, quitarle las hojas y trocearlas. Ponerlas en un bol junto al azúcar y la cucharada de limón y dejar macerar durante 2 horas.


A continuación lo ponemos todo en una cazuela y cuando empiece a hervir, bajamos el fuego al mínimo.



De vez en cuando vamos quitando la espuma que sube a la superficie, cocemos durante 30 minutos. Si queremos que quede sin trozos le pasamos la batidora.
Vamos rellenado los frascos de cristal que hemos esterilizado previamente, los cerramos y los ponemos boca abajo para que hagan el vacío. Si queremos mantenerla durante varios meses, ponemos los botes al baño maría durante 20 minutos y dejamos enfriar en la misma olla.


Preparación en Thermomix:

El mismo procedimiento pero los ingredientes los colocamos en el vaso de la Thermomix y programamos 30 minutos, 100 grados, velocidad 2.


Para ver el resto de recetas participantes en este reto, pincha en este enlace.


viernes, 15 de abril de 2016

Pastel de zanahoria y nueces



La zanahoria se viene utilizando de forma documentada para pudin y otros pasteles desde la edad media, ya que servía por su dulzor para reemplazar a otros productos más caros como el azúcar. Hay recetas datadas del siglo XVI en el Reino Unido y se comenta que a George Washington se le sirvió un trozo de pastel de zanahoria en el neoyorquino Manhattan.

Ingredientes:
2 huevos
150 gr de azúcar moreno
150 ml de aceite de oliva
una cucharada colmada de miel
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
120 gr de harina integral
40 gr de harina
1/2 cucharadita de levadura en polvo
1/2 cuchardita de bicarbonato sódico
1/2 cuchardita de sal
120 gr de zanahorias peladas y ralladas
50 gr de nueces troceadas
50 gr de sultanas

Para la cobertura:

30 gr de mantequilla blanda
85 gr de queso crema
250 gr de azúcar lustre tamizado
la ralladura de una lima para decorar (en mi caso un limón verde)

Preparación:

Precalentar el horno a 170 grados. Engrasar un molde rectangular de 18x8x8 centímetros y cubrirlo con papel sulfurizado.
Mezclar los huevos con el aceite de oliva y el azúcar, añadir la miel y el extracto de vainilla. 


Agregar las dos harinas, la levadura en polvo, el bicarbonato y la sal. A continuación, incorporar las zanahorias, las nueces y las sultanas y mezclarlo todo bien.

























Verter la mezcla en el molde y dejarlo cocer en el horno durante 40 minutos o hasta que al insertar un palillo o brocheta en el centro salga limpio.


Mientras tanto batir la mantequilla y el queso crema en un cuenco. Añadir poco a poco el azúcar lustre y continuar batiendo hasta que la mezcla esté homogénea. Meter al frigorífico y enfriar al menos durante una hora.
Retirar el pastel del horno y dejarlo enfriar en el molde durante 20 minutos mínimo. Desmoldarlo sobre una rejilla y retirar el papel sulfurizado.
Extender el glaseado sobre el pastel y espolvorear por encima un poco de ralladura de lima (limón).





Este pastel es ideal para acompañar el café o té de la tarde.