lunes, 29 de febrero de 2016

Empanada inglesa de Cornualles








Con esta entrada participo en el Reto cocinillas de Febrero de 2016. Hoy versiono una receta de empanada inglesa del chef  Lorraine Pascale.

Ingredientes para la pasta quebrada:

250 gr de harina de fuerza
250 gr de harina normal
175 gr de mantequilla
5 gr de sal
3 huevos
Yo he utilizado pasta quebrada ya elaborada, 2 paquetes.

Ingredientes para el relleno:

200 gr de carne  de ternera picada
una patata mediana pelada y cortada en daditos
una cebolla mediana pelada y cortada en daditos
150 gr de colinabo pelado y cortado en daditos
un diente de ajo pelado y picado finamente
un manojo pequeño de tomillo fresco muy picadito o cucharada y media de tomillo en polvo
2 ramitas de romero fresco picadas finamente
un toque de salsa Worcestershire
sal y pimienta negra recién molida
50 gr de mantequilla
un huevo ligeramente




Preparación de la pasta:

Mezclar la harina, la mantequilla y la sal en un robot de cocina hasta conseguir la consistencia de pan rallado fino, o bien frotar la harina con la mantequilla utilizando la punta de los dedos hasta conseguir la misma consistencia. Añadir los huevos uno a uno, activando el robot o removiendo bien con un cuchillo con cada ingrediente hasta que la masa forme una bola. Si la masa no se incorpora después de dos huevos, añadir otro más. Si sigue estando seca, añadir un poco de agua fría. Si en este punto tiene un aspecto grasiento y brillante, formar con ella una bola y meterla en el frigorífico unos 15 minutos o en el congelador durante 7 minutos para que la mantequilla adquiera cierta firmeza.
Precalentar el horno a 190 grados. Cuando la masa esté lista, estirarla con un rodillo en una superficie enharinada hasta que adquiera un espesor de algo más de 5 milímetros, (como ya he explicado en los ingredientes, yo he utilizado 2 paquetes de pasta elaborada).
Ponemos a calentar la mantequilla en una sartén y cuando esté caliente, sofreímos durante 10 minutos todas las verduras del relleno y reservamos en un bol.










En la misma sartén sofreímos durante unos 3 minutos la carne picada,


incorporamos al bol donde tenemos las verduras, salpimentamos, añadimos la salsa Worcestershire, el tomillo y el romero, mezclamos todo muy bien.


Ponemos en una bandeja de horno con papel sulfurizado una base de la pasta quebrada y cubrimos con el relleno.

Tapamos con la otra base y sellamos la orilla pellizcando suavemente. Pintamos con huevo batido e introducimos al horno durante 30 minutos.


Servir inmediatamente.








domingo, 28 de febrero de 2016

Pan Naan


Con esta receta participo en el reto del Asalta Blog del mes de Febrero de 2015. El blog asaltado en este reto es El caldero de Nimué, ha sido para mi todo un placer asaltar este blog, y después de varios recorridos por él, me he decidido por el pan Naan, porque es un pan que yo hago muy a menudo como acompañamiento de recetas hindúes, y no lo tenía puesto en mi blog. Yo le he dado mi toque personal.

Ingredientes:

100 mililitros de agua templada
5 gr de levadura de panadería
una cucharadita de azúcar
una cucharadita de sal
300 gr de harina de fuerza
50 gr de ghe (mantequilla hindú)


75 gr de yogur griego
2 cucharadas de semillas de kalanji (semillas de cebolla)

Preparación:

Tamizar la harina con la sal y el azúcar y formar un volcán.


Diluir la levadura en el agua templada y junto con el yogur y el ghe, verterlo en el cráter del volcán.










Amasar bien sobre una superficie enharinada, formar una bola y dejarla reposar cubierta con un paño en un lugar templado, hasta que doble su tamaño.


Volver a amasar y hacer porciones del mismo tamaño mas o menos ovaladas. Colocarlas en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y dejar reposar 20 minutos más.


Mientras precalentar el horno a 180 grados.
Al pasar los 20 minutos, derretir 2 cucharadas de mantequilla y pintar con ella los panecillos, espolvorear con semillas de kalanji y hornear durante 15 minutos.












Pasado este tiempo guardar en una panera envueltos en un paño y servir calientes.


viernes, 26 de febrero de 2016

Pastel de dátiles con salsa de caramelo salado



Este es un pastel creado por Lucas Glanville, un chef australiano, formado en Inglaterra. Tras trabajar una temporada en Le Gavroche (Londres), regresó a  Australia para dirigir el restaurante Browns, en Melbourne. Entre sus creaciones cuenta con este pastel como su favorito.
En casa cuando lo hemos probado, todos hemos coincidido en que es una creación extraordinaria.

Ingredientes:

180 gr de dátiles deshuesados
una cucharada de bicarbonato sódico
180 gr de azúcar blanquilla
180 gr de harina con levadura
2 huevos
60 gr de mantequilla
50 mililitros de aceite de oliva virgen extra
una vaina de vainilla o 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.

Para la salsa de caramelo salado:

150 gr de azúcar moreno
150 mililitros de nata
100 gr de mantequilla
10 gr de sal Maldon
una vaina de vainilla o 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.

Preparación:

Precalentar el horno a 180 grados.
Engrasar un molde redondo de 21 centímetros no desmoldable (debe ser totalmente impermeable).
En un cazo, cocemos los dátiles en el agua hasta que adquieran la consistencia de una mermelada. Añadimos el bicarbonato sódico y mezclamos bien.


A continuación, añadimos el resto de ingredientes y lo mezclamos todo hasta que se forme una especie de masa líquida.
Vertemos la masa en el molde, metemos al horno y dejamos cocer durante 25 minutos al baño María (yo utilicé un molde grande y profundo y lo llené de agua hirviendo, hasta que el agua cubrió la mitad de la altura del molde).


Mientras tanto, preparamos la salsa. Colocar todos los ingredientes en un cazo, los llevamos a ebullición y los dejamos cocer a fuego lento durante 5 minutos. Reservamos la salsa aparte.



Retiramos el pastel del horno y lo dejamos enfriar en el molde. Lo desmoldamos sobre una rejilla.


Servirlo templado o a temperatura ambiente con un poco de salsa por encima.





miércoles, 24 de febrero de 2016

Ensalada de naranja


Con esta receta participo en el reto de Cocineros del Mundo del mes de Febrero de 2016,#RetoFebreroCdM  & #naranjasLU.es .
Hay pocas frutas que proporcionen tantos beneficios para nuestra salud como la naranja. La naranja se encuentra en su punto optimo de dulzor en los meses de invierno, momento en el que resulta deliciosa saborearla como fruta de mesa o en zumo. Es un ingrediente muy utilizado en la repostería.
La gran versatilidad de la naranja se pone de manifiesto en su uso en platos salados, añadiendo un contrapunto dulce en ensaladas y salsas que acompañan a platos de carne, ave y pescado.

Ingredientes:

2 naranjas
2 patatas
una bolsa pequeña de canónigos
una cebolla roja
2 latas de atún en aceite
150 gr de queso fresco
4 huevos
3 cucharadas de pipas
sal

Ingredientes para la vinagreta:

El zumo de una naranja
3 cucharadas de vinagre
4 cucharadas de aceite
una cucharada de miel
pimienta

Preparación:

Lavar las patatas sin pelar y ponerlas a cocer en agua hirviendo con sal hasta que estén tiernas (unos 30 minutos).
Introducir los huevos en un cazo con agua y ponerlos al fuego, cuando empiece a hervir el agua mantenerlos unos 10 minutos.
Pelar las naranjas y separarlas en gajos. Pelar la cebolla y cortarla en rodajas.
Una vez frías las patatas, pelarlas y cortarlas en rodajas no muy gruesas. Pelar los huevos y cortarlos en cuatro trozos cada uno. Cortar el queso en dados y quitar el aceite de las latas de atún.
Montar la ensalada poniendo en el fondo de cada plato rodajas de patata, un puñado de canónigos y por encima el resto de los ingredientes.
En un bol pequeño, preparar la vinagreta mezclando el zumo de naranja con el resto de los ingredientes, salpimentar y justo antes de servir regar la ensalada con la vinagreta. Espolvorear con las pipas.





lunes, 22 de febrero de 2016

Crema de apio con crujiente de queso



Con esta receta participo en el reto de Color y Sabor de Temporada del mes de Febrero de 2016.
El apio es una plata que se recolecta en invierno y primavera, pero se puede comprar durante todo el año.
Los caldos y las ensaladas ven realzado su sabor con esta hortaliza, que también cuenta con numerosas propiedades terapéuticas. Es rico en agua y pobre en hidratos de carbono, por lo tanto es ligero y muy poco calórico. aunque posee numerosas vitaminas, su aporte es bajo y no merece especial mención, en cambio si es de destacar su aporte en minerales, como el potasio, el fósforo, el sodio, el calcio y el magnesio, sustancias que ayudan al buen funcionamiento del sistema nervioso,  cardiovascular y motor, es un potente diurético y depurativo.
El apio además de utilizarse en zumos remineralizantes, casa bien con quesos azules y frutos secos en ensaladas. Es un alimento casi indispensable en caldos de verduras y carnes.

Ingredientes:

2 ramas de apio
una cebolleta
un puerro
una patata
un litro de caldo de pollo casero 
120 gr de queso rallado
aceite, sal y pimienta
un vasito de nata

Preparación:

Lavar las ramas de apio, quitar las hebras y trocearlo.
Pelar la cebolla y el puerro y trocearlos en trozos pequeños.
Pelar la patata y cortarla en trozos pequeños.
En una cacerola con unas cucharadas de aceite, sofreír el apio, los puerros y la cebolla, cuando estén dorados, incorporar las patatas y rehogar todo junto 5 minutos más. 


Verter el caldo, salpimentar y cuando empiece a hervir, cocer durante 20 minutos  a fuego medio.










Apagamos el fuego, añadimos la nata y trituramos con la batidora y reservamos.
Para hacer los crujientes de queso, repartir 4 montoncitos de queso sobre la bandeja de horno forrada con papel sulfurizado y hornear a 180 grados durante 15 o 20 minutos. Dejarlos enfriar antes de manipularlos. 


También se pueden hacer en el microondas de uno en uno, dándole tiempo poco a poco hasta que se vean crujientes.
Servir la crema muy caliente acompañada de los crujientes de queso.





Reto Color y Sabor de Temporada

sábado, 20 de febrero de 2016

Mini Babás al ron



Con esta receta participo en el reto de Desafío en la Cocina, del mes de Febrero de 2016. En esta ocasión la propuesta viene de la mano de Toñi Sempere que nos sugiere un postre delicioso.
El origen del Babá se remonta al siglo XVII. Dicen que el rey de Polonia, Stanislas Leszczynski, tenía por costumbre emborrachar sus kouglofs con ron y que bautizó estos pasteles como "Alí Babá", en homenaje al protagonista de Las mil y una noches. También se puede remplazar el ron por kirsch.

Ingredientes:

75 gr de harina
75 gr de maicena
85 gr de azúcar
3 huevos
50 gr de mantequilla
1/2 sobre de levadura Royal
una pizca de sal

Para el almíbar:

1/2 litro de agua
400 gr de azúcar
4 cucharadas de ron
la corteza de 1/2 limón

Preparación:

En primer lugar engrasamos bien con mantequilla los moldes donde los vamos a hornear. Precalentar el horno a 180 grados.


En un bol mezclar el azúcar y los huevos, batir bien hasta que sea una mezcla espumosa, añadir la harina, la maicena, la levadura previamente mezcladas y tamizadas, junto con una pizca de sal y la mantequilla fundida. Seguimos batiendo hasta que quede una masa ligera.




Una vez lista la masa, la vamos echando en los moldes sin llenarlos del todo y los metemos al horno durante 20 minutos.


Mientras tanto preparamos el jarabe poniendo a hervir el agua, la corteza de limón y el azúcar durante 10 minutos a fuego lento. Retirar del fuego y añadir el ron.











Desmoldar los babás una vez sacados del horno cuando estén fríos y empaparlos con el almíbar caliente y dejarlos reposar durante 2 horas antes de servir.




Si queréis ver el resto de recetas participantes en este reto pinchad en este recopilatorio