martes, 11 de noviembre de 2014

Espirales con tomate gratinado


Ingredientes:

225 gr de espirales
175 gr de queso cheddal recién rallado
100 gr de palmesano recién rallado
4 cucharadas de pan rallado
una cucharada de albahaca picada
una cucharada de mantequilla y un poco más para engrasar el molde
sal y pimienta

Salsa de tomate:

3 cucharadas de aceite de oliva
una cebolleta picada
2 dientes de ajo majados
un bote de tomate triturado
una cucharada de albahaca picada
sal y pimienta

Preparación:

Precalentar el horno a 190 grados. 
Engrasar con mantequilla una fuente refractaria. 
Para preparar la salsa de tomate, ponemos a calentar el aceite a fuego medio en una cazuela y freímos la cebolla y el ajo durante 5 minutos removiendo de vez en cuando, añadimos el tomate y la albahaca, salpimentamos y lo dejamos cocer 15 minutos. Mientras tanto en una olla ponemos a hervir agua ligeramente salada y cocemos la pasta hasta que esté al dente, unos 8 o 10 minutos. 
En un bol mezclamos los quesos que tenemos rallados. 


En la fuente engrasada, extendemos una capa de salsa de tomate, encima ponemos pasta, encima queso.



Repetimos la operación hasta terminar la pasta terminando con una capa de queso.


Mezclamos el pan rallado con la albahaca y espolvoreamos la superficie, ponemos trocitos de mantequilla por encima y metemos al horno hasta que esté dorado.


La pasta casa bien con cerveza fresca o con vino blanco fresquito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario